Buena parte de la gestión del Gobierno municipal en lo que respecta a sus relaciones con el vecino se regula mediante ordenanzas, que son un conjunto de disposiciones que establecen por escrito la normativa legal de los distintos ámbitos de esas relaciones.

Las ordenanzas municipales regulan los cauces administrativos de intervención del Ayuntamiento en la vida pública, desde el amplio abanico de actuaciones para la protección del medio ambiente (limpieza, saneamiento, etc), hasta las relacionadas con la cultura y la educación, los servicios sociales, el tráfico…

Entre las ordenanzas se encuentran la de ámbito fiscal, que regulan la recaudación de todos y cada uno de los tributos, impuestos y tasas que se le exigen al vecino por el disfrute y la utilización de los servicios públicos. En algunos casos, el Ayuntamiento percibe los precios públicos de los servicios que presta directamente y en otros actúa de intermediario entre el contribuyente y las Administraciones central y autonómica.

Todas las ordenanzas deben ser aprobadas por la Corporación en Pleno que, como otros acuerdos de carácter público, tienen que publicarse en el Boletín Oficial de la Región de Murcia y responder a las posibles alegaciones de los usuarios.

Aprobación Inicial

Impuestos

Tasas

Ordenanzas Reguladoras