Buena parte de la gestión del Gobierno municipal en lo que respecta a sus relaciones con el vecino se regula mediante ordenanzas, que son un conjunto de disposiciones que establecen por escrito la normativa legal de los distintos ámbitos de esas relaciones. Los bandos son la herramienta tradicional por la que los Alcaldes de dirigen a sus convecinos para informar, anunciar, prevenir o recordar cumplimientos de las cuestiones cotidianas de régimen municipal.

Todas las ordenanzas deben ser aprobadas por la Corporación en Pleno que, como otros acuerdos de carácter público, tienen que publicarse en el Boletín Oficial de la Región de Murcia y responder a las posibles alegaciones de los usuarios.

Los Bandos, por su naturaleza, no son normativa, sino medio de información, limitándose como mucho, a recordar una norma vigente o a exhortar a una determinada conducta ciudadana.

Tasas